Aquí va el tocho de crónica de nuestras vacaciones por Andalucía en lo alto de la 990. En total ha sido una semana empezando el sábado 8 y acabando el sábado 15 de agosto. La ruta empezaba y terminaba en Jaén, lugar donde dejaríamos el coche y el remolque a la espera de subirlos el domingo 16. Ya que tuve que trabajar el primer sábado toda la mañana, ese día lo dedicaríamos a bajar la moto al sur y preparar todos los enseres del viaje.

ETAPA 1 —> JAÉN – LAUJAR DE ANDARAX

Nos despertamos bien tempranito para ultimar detalles y desayunar con tiempo y aun así salimos más tarde de lo previsto (8:50), ya que nos esperaba una etapa de 300 km exactos. Desde Jaén hasta Alhendín (pasado Granada) era todo por campo y no precisamente por pistas rápidas, tanto es así que a la media hora de comenzar en una trialera que consideraba sencilla, nos fuimos al suelo por lo rota que estaba y lo hinchadas que llevaba las ruedas. Afortunadamente no hubo incidentes, una pausa para sacudirnos el polvo, volver a atar las maletas y a correr.

(Momento de la salida)

Imagen

Ese día incluso nos llovió un poco, lo cual agradecimos mucho porque el calor con los trajes de moto no es moco de pavo y sirvió también para asentar un poco más el terreno y levantar menos polvo.

Imagen

Imagen

Paramos en el pantano del cubillas, ya en Granada, para refrescarnos un poco aunque el agua estaba tan sucia que no fuimos capaces de bañarnos. Así que estiramos brazos y piernas y continuamos hasta Lanjarón donde comimos a las 16:30. Desde Alhendín hasta Lanjarón fuimos por carretera que después de tanto campo incluso se agradece, hicimos como 15 km de autovía hasta la salida de la carretera de la Alpujarra que es espectacular.

Imagen

Imagen

Por el camino nos cruzamos varias motos en ruta, nos saludamos como buenos hermanos y a seguir disfrutando de las curvas y paisajes.

Imagen Imagen

Llegamos a Trévelez casi todo por carretera y a punto estuvimos de bañarnos si no llega a ser por las horas que eran ya, ya que en Laujar nos esperaban para abrirnos la puerta de la que fue nuestra primera humilde morada.

Imagen

Preciosas vistas nos quedaban de ruta por el puerto de la Ragua hasta llegar por fin a Laujar de Andarax bastante cansados a las 21:00. Unas cuantas cervezas para reponer fuerzas y a dormir.

ETAPA 2 —> LAUJAR DE ANDARAX – ALMERÍA

Esta parte era la más sencilla y corta de todas las etapas, eran sólo 100 km todo de campo y según wikiloc por unas pistas sencillas hasta llegar casi a Almería donde el camino se tornaba extremadamente incómodo por el montón de piedras que había. Por ello mismo, decidimos ir al nacimiento del río Andarax por la mañana, así nos refrescábamos en el río y continuábamos fresquitos para Almería.

Imagen

Imagen

Imagen

Lo que no contábamos era con pinchar :S Ya llegando al nacimiento, me doy cuenta de que la rueda de atrás va más floja de la cuenta así que decido no parar hasta el lugar de baño y una vez allí sacar el bombín para inflarla si no era muy grave.

Tras habernos refrescado en este paisaje tan bonito y con la rueda hinchada, volvimos al pueblo para buscar un taller abierto ya que era lunes y podrían arreglarlo. Y así fue, les llevó toda la mañana pero nos pusieron un parche que aguanta hoy día.

Ya comimos allí por las horas que eran y a las 4 en punto pusimos rumbo a Almería por donde marcaba el GPS.

Poco tardamos en darnos cuenta que estábamos en una de las etapas más bonita de toda la semana, si no la más bonita, aunque por las fotos no diríais lo mismo.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Los carriles eran de entre 4 y 6 metros de ancho, con el piso muy liso y sin mucha gravilla, lo que hacía que te pusieras a 100 km/h sin querer. Más tarde, al comentar las hazañas de la ruta con otras personas nos dirían que esas pistas son utilizadas por pilotos profesionales para entrenar para pruebas como la Baja Aragón o incluso el Dakar.
Imagen

Imagen

Imagen

Terminando la sierra de Gador y con Almería de fondo, empezaba el carril del camino antiguo romano que estaba en muy mal estado por la cantidad de piedras que había y muy frecuentado por ciclistas y gente corriendo. Nos paramos en varias ocasiones para hacer alguna foto.

Imagen

Imagen

Sinceramente, en ningún momento de toda la ruta volví a disfrutarla como ese día.

Imagen

Imagen

Llegamos a Almería a las diez de la noche donde nos esperaban mi prima y su novio con los brazos bien abiertos y la mesa puesta. Fueron unos anfitriones magníficos.

Imagen

ETAPA 3 —> DISFRUTANDO DE ALMERÍA

Nos quedamos en Almería hasta el jueves así que habría que aprovecharlo lo máximo posible y como dicen por ahí, estábamos en la tierra del trail. No hacía un calor excesivo, pero la humedad tan alta que había, lo hacía bastante insoportable.

Con las maletas en casa, cargamos sólo la mochila y nos dirigimos al desierto de tabernas por una ruta que transcurría por la rambla del río Andarax que anteriormente me había descargado de wikiloc, para más tarde empalmar con otra que iba por mitad del desierto. A parte de disfrutar de la moto, quisimos parar en el mítico FORT BRAVO donde han sido rodadas tantas pelis del oeste y en lo que quedaba de escenario de EXODUS (la última película de Moises) que estaba cerca de Pechina y en la que actualmente estaban preparando los decorados para rodar la nueva temporada de juego de tronos.

(Lo que se ve de fondo es el escenario de juego de tronos)

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Después de estas visitas filmográficas y un baño bien merecido en la piscina que hay dentro del FORT BRAVO, continuamos por la ruta que atravesaba el desierto dirección este hasta que al par de horas del comienzo de ésta, pinchamos la rueda delantera.

Imagen

Llevaba espray repara-pinchazos en la mochila así que después de agitarlo bien, dentro todo y a rezar para que aguantase. Per desgraciadamente no aguantó para llegar hasta Almería aunque si para hacer 30 km más, que nos sacarían del track y nos llevarían a la carretera donde esperaríamos la grúa.

Imagen

Terminamos la ruta en taxi, pero nos dio tiempo a hacer prácticamente todo lo planeado así que no supondría mucho.
A la mañana siguiente, era día de playa así que nos fuimos los cuatro a la cala de San Pedro, a la que había que acceder por una vereda de 3 km que hicimos prácticamente entera en moto.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Después de comer, cogí las gafas de bucear y el tubo y me puse a contemplar el maravilloso fondo y para mi sorpresa me topé con esta estrella de mar la cual saqué del agua 30 segundos para fotografiarla y devolverla al mar en el lugar donde me la encontré

Imagen

Cuando empezó a refrescar ya dando la sombra a toda la playa, vuelta a casa por el mismo camino y allí seguía la moto.

Imagen

Imagen

Imagen

Esa noche cenamos en un bar de Almería al que nos llevaron mi prima y su novio que se llama “entre tapas y vinos” y la verdad es que hace mucho tiempo que no estaba en un sitio tan bueno y barato, la calidad excelente y un servicio genial a buen precio ¿qué más se puede pedir? Perfecto como despedida de Almería ya que al día siguiente pondríamos rumbo a la siguiente destino.

ETAPA 4 —> ALMERÍA – NERJA

Nos levantamos a una hora razonable pero sin madrugar mucho que la paliza que llevábamos en lo alto no era cualquier cosa y pusimos dirección Nerja no sin antes hacer un poco más de turismo por la costa almeriense. Nos esperaba una etapa de casi 200 km.

Imagen

Imagen

Imagen

Habiendo hecho las fotos de rigor, continuamos un rato largo por carretera de costa hasta empezar otro track descargado de wikiloc que iba desde Adra hasta Nerja y el cual aparecía como trail moderado :x :x :x

Nada más comenzar, me di cuenta de que era más enduro light que trail moderado porque el primer tramo discurría por una rambla que el agua la había dejado un poco destrozada y que a parte, había que subir cada X metros un escalón bastante pronunciado de hormigón. A partir de este momento, yo ya fui en tensión porque no sabía que nos podríamos encontrar.

Hago un inciso para pedir perdón por las pocas fotos que tengo de este día.

Esa rambla pasaba por una gravera que el track marcaba que había que atravesar para coger el carril que desembocaba en la carretera que pasaba por encima del río que llevábamos. Al subir por ella, típica cadena que corta el carril, bajón y a mirar el GPS para buscar alternativas mientras que mi novia se acerca al candado y no me preguntéis como, consigue abrirlo (supongo que no estaba bien cerrado) :nose

Subidón otra vez y a seguir por esa carretera de curvas tan sólo 3 km donde el track volvía a enganchar por campo, esta vez metiéndose en un almendral que enseguida se complicaría.

Estaba recién pasado el tractor cadenas y hacía que la tierra estuviese más suelta y por tanto patinase más. De repente un pecho muy pronunciado y el carril en las condiciones citadas así que en primera para arriba muy muy despacio porque la moto iba para todos lados menos para donde yo quería. A punto estuvimos de irnos al suelo en 4 ocasiones en la misma cuesta, pero no se como conseguimos llegar al final. Supongo que el peso de la moto al ser dos personas y cargada hizo que pudiésemos avanzar porque en la moto de enduro sin haber cogido impulso y a esa velocidad, no lo habría conseguido.

A partir de ahí, las vistas eran impresionantes, pero el track no dejaba de acojonarme. En una ocasión tuvimos que bajar un cortafuegos en el que se me calentó el freno trasero y dejó de funcionar en mitad de la bajada así q me llevé un buen susto y bajamos el cortafuego a toda pastilla y a punto de caernos por el montón de piedras grandes y sueltas tipo pizarra que había.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Con el freno otra vez en óptimas condiciones continuamos la marcha hasta llegar a la zona del incendio que hubo hace muy poco cerca de Motril, el cual atravesamos entero. El paisaje era desolador.

Imagen

Cada vez se hacía más tarde y aun quedaba mucha ruta por delante, así que pocas paradas para no entretenernos demasiado.

Imagen

Conseguimos llegar casi a las once de la noche, pero con la satisfacción de haber hecho las cosas bien y haber completado una ruta larga y difícil.

En Nerja nos quedamos hasta el sábado disfrutando de playa, piscina y pescado sin hacerle caso a la moto.

Imagen

ETAPA 5 —> NERJA – JAÉN

Última etapa, vuelta a casa :(

Era sábado por la mañana, empezamos a hacer las maletas y a preparar todo pero estando la familia, sobrinos y otros entretenimientos nos costó mucho arrancar.

Desde Nerja, empezamos por campo y como en otras ocasiones, por la rambla de un río. Pasamos Frigiliana y avanzamos hasta El Acebuchal, una aldea con mucho encanto donde paramos a comer una ensalada y un pato muy rico.

Imagen

Estando allí, vimos como se originaba un incendio a escasos 300 metros de nosotros, los camareros echaron a todo el mundo ya que el viento podía hacer que el fuego llegase en cualquier momento, pero a nosotros (únicos españoles) nos dijeron que nos quedásemos si queríamos ya que con la moto no tardaríamos en huir en caso de necesidad.

Avisados los bomberos, nos terminamos el pato sin quitarle ojo al fuego por lo que pudiese pasar y al rato llegó la primera avioneta que descargó una cortina de humo rojo que hasta podíamos olerla. Enseguida llegaron 3 helicópteros cargados de agua que junto con el equipo de bomberos de a pié y sus desbrozadoras, consiguieron extinguir el incendio en menos de dos horas.

Imagen

Ya apagado el fuego, íbamos a montarnos en la moto cuando a mi novia le picó una avispa siendo alérgica. Nos atendió una amable señora que tenía la pomada que hizo que no fuese más grave de la cuenta, no obstante, a día de hoy sigue teniendo la pierna como la de un luchador de sumo.

Ahora si, ponemos rumbo a Jaén atravesando una de mis sierras favoritas la cual conozco bastante bien ALMIJARA.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Justo en ese carril que sube, teníamos que desviarnos pero a mi novia no le dio mucha confianza por como se ponía enseguida.

Imagen

Era muy pronunciado y estaba muy roto por el agua, pero habríamos podido subir son problemas. Así que continué por el camino largo lo cual no importaba porque desembocaba en la Maroma, el pico más alto de Almijara y si no llega a ser por ella, nos habríamos perdido estas vistas.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Continuamos atravesando la sierra dirección norte pasando tramos picantones pero sin demasiada dificultad y parando ocasionalmente para hacer alguna foto.

Imagen

Llegamos hasta el pantano de los Bermejales todo por campo y desde allí hasta Armilla (Granada), combinando campo y carretera.

Imagen

Imagen

Desde Granada hasta Jaén debido las horas decidimos hacerlo por la odiosa autovía pero eran ya las 22:15 cuando estábamos en la ciudad de la Alhambra, así que acabamos llegando a las 23:30. Eso sí, las ganas de bares y cervezas no se nos habían quitado.

Esa noche, aprovechamos para dormir bien y al día siguiente (domingo) amanecimos en Jaén muy descansados para cargar la moto en el remolque y llegar a Madrid con su dura vuelta a la rutina.

En total, 1250 km de los que al menos 800 fueron de campo.

Comparte esta aventura en... Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Dejar un comentario

Tu e-mail no será publicado. Los campos con (*) son obligatorios.

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies